Seguidores

Eres la chispa de felicidad número...

Querido Lector:

Querido lector:

Y es que la vida de un escritor (o en mi caso, aprendiz de este extraño oficio) gira entorno a esto. A escribir historias para que otras personas disfruten. Me alegro de conocer este mundo que pocos pueden conocer, de poder caminar por otros lugares que solo yo puedo contemplar y tocar.
Esto me encanta, porque soy yo quien decide qué pasa, cuándo pasa, por qué pasa y a quién le pasa. Gracias a esas personas que me enseñaron el mundo de los libros, a quererlos como si fueran personas, a comprender las historias que en ellos encierran.

A esos escritores que me hicieron amar el placer de escribir.


miércoles, 17 de junio de 2015

Odio despertarme de mis sueños de manera tan brusca. Odio enamorarme y perder. Odio a cupido. Odio el amor. Odio a los amantes. Odio los jodidos corazones. Odio las flores y los bombones. 
Pero no le odio. No odio su sonrisa. Jamás.

Amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento se debe no amar. Pero entonces se sufre por no amar. Luego, amar es sufrir, y no amar es sufrir. Sufrir es sufrir. Ser feliz es amar. Ser feliz es, por tanto, sufrir. Así, para no ser feliz, se debe amar, o amar para sufrir, o sufrir de demasiada felicidad.
Espero que no estéis tomando nota.
(Woody Allen)

No hay comentarios:

Publicar un comentario